¡Atínale al precio! ¿Cuál es el valor verdadero de las cosas? (I)

hagen

Por José Badillo el 5 jul 2013 Finanzas personales @Josedebrujula
Alguna vez escuche a una colega de trabajo, cuyo nivel de ingreso no es poca cosa, decir que jamás pagaría los $70 pesos que cuesta una bola de helado Haagen-Dazs, y es que a pesar de que el precio de esos helados (ampliamente reconocidos por su sabor y calidad), al parecer, ya está determinado por el vendedor, la realidad es que aunque su costo a muchos les parece una grosería, hay quienes si están dispuestos a pagar por el (tiene demanda) y de no ser así, hace ya tiempo que el vendedor hubiera tenido que bajar el precio, ó bien, cerrar el negocio.

$100 pesos no valen lo mismo para todos

Sin embargo, lo que más debemos considerar de este ejemplo (desde el punto de vista económico), es que  aunque a veces creemos que el dinero vale lo mismo para todos. Tan fácil como decir que $100 pesos valen $100 pesos, la realidad es que el valor (lo que puedes comprar con $100 pesos) es subjetivo y lo asigna cada persona según sus gustos y preferencias. En el caso de mi colega, por más rico y delicioso que resulte un helado Haagen-Dazs, su precio ni por mucho es de $70.

Conocer el precio adecuado te puede hacer millonario

Así, las mismas consideraciones que hacemos para saber si pagamos ó no el precio por algo que gusta, son las que tiene que hacer un inversionista que va a la bolsa de valores o que está pensando en adquirir o vender un negocio. Y es que el precio de las acciones cambia constantemente pues el mercado (todos los inversionistas que en conjunto ofertan y demandan acciones) asigna en cada momento diferentes valores en base a muy diferentes consideraciones y creencias (expectativas)

Un inversionista exitoso sabe detectar precisamente cual es el verdadero valor de una compañía y si es el caso de que el mercado (todos lo demás) no lo han reconocido aún, seguramente estará comprando acciones que están baratas y cuyo precio, tarde o temprano, deberá subir, lo que se traducirá en ganancias.  De hecho este es el caso de Warren Buffet uno de los hombres más ricos del mundo.

Fuera del mundo financiero, seguramente te has preguntado ¿Qué es lo que debemos considerar para determinar el precio de algo?


Aquí tres de los principales factores:

Punto uno: determinar mi utilidad al comprar

La utilidad no es tanto saber que las cosas sirven para algo, sino saber reconocer que de acuerdo a tus gustos y preferencias, lo que tú compras te debe generar satisfacción y cubrirá alguna de tus necesidades.
Image

Punto dos: conocer el mercado

Aunque cada quien le puede asignar un valor a las cosas, el mercado es quien determina su precio final, así que siempre es bueno conocer las condiciones de cada mercado. Por ejemplo, en México los servicios de telefonía en relación a muchos otros países son caros, lo anterior se debe a que habemos muchos que los demandamos (con seguridad el 100% de la población) y muy pocos quienes los ofrecen.


Punto tres: poder de negociación

En la medida en la que compramos algún producto podremos imponer condiciones y obtener rebajas en el precio. Por ejemplo, no es el mismo precio que paga alguien que compra un auto alguna vez, que quien cada año compra un modelo nuevo.  
Image


Más adelante te compartiré más factores a considerar y como aplicarlo con alguno ejemplos.

Cobertura completa

¿Por qué es importante para mí?

Finanzas para no financieros

¿Por qué es importante para el inversionista?

mercados accionarios
mercados de deuda
mercados de divisas
mercados físicos
Logotipo | Información para tu éxito financiero
brújula
financiera
© 2013 Todos los derechos reservados